Archivo | octubre, 2012

Pantallas OLED: la televisión que se viene

22 Oct

Por Sebastián Galanternik

Desde que los televisores y monitores de tubo comenzaron a ser reemplazados por tecnologías más eficientes la innovación de sus reemplazantes no paró de crecer. Primero fueron los Plasma, luego los LCD y los LED pero el incipiente desarrollo de las pantallas de OLED promete cambiar estos dispositivos en forma radical.

La tecnología OLED es íntegramente diferente a la de las pantallas de cristal líquido y ofrece imágenes muy vívidas, requiere un bajísimo consumo de energía para funcionar: utiliza menos de la mitad que la más eficiente pantalla LED. Además, se pueden fabricar displays muy delgados, hasta diez veces menor que las actuales. Una de las claves del menor consumo es que las pantallas LCD o LED requieren retroiluminación y  los televisores OLED generan su propia luz, lo que elimina la necesidad de la luz de fondo.

Sin embargo, los OLED fueron utilizados aún sólo en pantallas muy pequeñas, como las de reproductores de MP3 o MP4, cámaras digitales, etc. Su consumo las hace ideales para ser usadas en dispositivos móviles porque casi no gastan batería. De todas formas, mientras el OLED se afianza, los fabricantes desarrollan mejores métodos de producción y crecen las pantallas.

La pantalla de OLED más grande del mundo fue presentada este año por LG y tiene 55 pulgadas. Su un espesor es de sólo 4 milímetros y peso de 7.5 kgs. Se estima que esté a la venta a finales de 2012.  Esta tecnología también permite crear pantallas flexibles. Si bien ya existen algunos prototipos y pequeñas pantallas flexibles en el mercado, esta característica se encuentra en fase de investigación. El más grande del mundo en este tipo hasta ahora mide 7,4 pulgadas y fue creada por una universidad de los Estados Unidos.

El lado negativo de las pantallas OLED es que el agua puede dañarlas en forma permanente porque su material de producción es orgánico y cualquier ambiente húmedo puede acelerar la descomposición de los materiales que lo componen. Y lo que no es poco tienen un cierto impacto medioambiental ya que componentes orgánicos son difíciles de reciclar.

Historia de una evolución

Los plasmas, que hoy en día fueron reemplazados por la tecnología LCD,  fueron los primeros televisores de este tipo. Su resolución mucho menor en comparación a los los LCD, los reflejos en su pantalla y el peso de los aparatos los dejó relegados y actualmente fuera del mercado.  Su tecnología consiste en una serie de cápsulas con plasma para dar vida a la imagen, cuando es necesario presentar el color negro, las cápsulas se apagan.  No se pueden producir televisores de plasma pequeños, por lo general arrancan desde las 32 pulgadas y pueden llegar hasta las 100.

Los LCDs son actualmente una opción económica en tamaños menores a 40 pulgadas comparados a los LED.  Los paneles de cristal líquido iniciaron la revolución de las pantallas planas y delgadas. Desde su aparición esta tecnología mejoró mucho manteniendo su concepto original.  Como mencionamos, los paneles LCD no producen luz propia, por lo que tienen lámpara detrás del cristal para ver claramente.  Los televisores LCD se encuentran disponibles en una gran variedad de tamaños y despliegan imágenes en alta resolución en casi todos los modelos.

El LED  tiene una mejor definición de color, su pantalla es mucho más delgada que la del LCD, 2.5 centímetros en promedio, consume un 40% menos energía con la misma resolución de una pantalla LCD. Los LED son, hoy en día, más caros que los LCD pero si tenemos en cuenta su bajo consumo energético, la inversión vale la pena.

 Publicado en: http://www.diariopopular.com.ar/notas/134052-pantallas-oled-la-television-que-se-viene
Anuncios

E-Readers: el avance de la lectura electrónica

13 Oct

Por Sebastián Galanternik

Cada vez son más personas las que se animan a leer en lectores de libros electrónicos. Con sus pantallas opacas de tinta electrónica sólo falta el sentido del olfato para completar la experiencia de la lectura en estos dispositivos.

Estos E-Readers que no están pensados para navegar por Internet, ver nuestros mails o navegar por redes sociales, aunque tienen su plataforma para hacerlo, logran que la pantalla parezca una hoja de papel real, sin brillo ni reflejos, con una memoria interna en la que pueden almacenarse miles de libros.

Quienes hayan intentado leer en sus iPads, Tablets o PhoneTabs algún archivo PDF o DOC con cientos de páginas habrán notado que la vista se cansa luego de fijarla por mucho tiempo y que el reflejo de la luz dificulta la lectura.

Los lectores de libros electrónicos no presentan estos inconvenientes y son una gran alternativa para visualizar este tipo de documentos. Sus ventajas son:
–    Gracias a su memoria permite llevar con uno mismo toda una biblioteca
–    Su peso mucho más ligero en promedio al de cualquier Tablet.
–    La calidad de su pantalla simula una hoja de papel y no cansa la vista con facilidad.
–    Su conexión a Internet que permite comprar online publicaciones de todo tipo.
–    Posee la capacidad para descargar contenido gratuito.
–    Se le puede introducir documentos y leerlos desde la pantalla sin la necesidad de imprimirlos.

Desde su uso ecológico y su practicidad, los E-Readers presentan muchas ventajas sobre el papel y cabe mencionar que a partir la masificación de los medios en Internet que se habla del fin de las publicaciones en papel y ya existen algunos casos en el mundo. El diario Jornal do Brasil abandonó su formato tradicional luego de 119 años de vida para sólo publicar en formato digital, el mismo caminó siguieron los periódicos La Tribune de Francia y La Nación de Chile.

El crecimiento de las ventas de E-books tuvo un gran avance gracias a una mayor difusión de los E-Readers, aunque ambos modos de leer siguen vigentes. Amazon, fabricante del dispositivo electrónico de lectura Kindle anunció este año que sus ventas en libros digitales en el Reino Unido son de 112 unidades por cada 100 libros físicos. Según informó Amazon, las personas con un Kindle son más propensas a leer y a comprar cuatro veces más material de lo que hacían antes y muchos de ellos continúan comprando libros impresos y el 20% de los libros vendidos por Internet en los Estados Unidos son digitales.

El Kindle fue el primer E-Reader que se presentó en el mundo en 2007. Tiene conectividad WIFI y una pantalla de 6 pulgadas. Posee una memoria interna de 2GB y el tiempo estimado de la batería es de un mes, aunque depende del tiempo de lectura y el uso de la red WIFI. Sus medidas son de 16,6 x 11,4 x 0,87cms y pesa 170 gramos. Si bien no se distribuye oficialmente en la Argentina, se espera que para mediados de 2013 comiencen las operaciones de Amazon en nuestro país, Chile y el Brasil. Actualmente se pueden hacer pedidos por Internet para adquirir uno.

El Nook Touch es otro dispositivo que vale la pena mencionar. Creado por la librería Barnes & Noble, posee una pantalla de 6 pulgadas táctil de tinta electrónica. El dispositivo posee 2GB de memoria interna que permitirá almacenar hasta mil libros y, además, también expandir su memoria a través de una tarjeta microSD. Así como el Kindle, tiene conectividad Wi-Fi y, además de leer los formatos más comunes de documentos también abre fotografías.

Grammata distribuye en la Argentina el dispositivo Papyre desde 2010. Su versión más económica, el Papyre 301 pesa 160 gramos, tiene un centímetro de grosor y viene con una radio FM incorporada. Su memoria interna es de 4GB y posee entrada para colocarle una tarjeta microSD. Como detalle, viene en tres colores diferentes: rubí, chocolate y azul. No posee una conexión con una tienda virtual, los libros se compran y/o descargan desde una web y se copian en la memoria interna del dispositivo de lectura de libros electrónicos.

Bqreader es un lector que en la Argentina opera con la compañía Movistar para conectarse a su red para descargar libros que están en la nube. Soporta PDF, ePub, fb2, txt, djvu, chm y las versiones DRM de PDF y ePub. Mide 15,4 x 12,5 x 10,9 cms y pesa 244 gramos. Su pantalla táctil capacitiva es de 6pulgadas y viene con 2 GB de memoria interna más una ranura micro-SD para expandir su capacidad. Además puede conectarse a cualquier red WIFI.

Publicado originalmente en: http://www.diariopopular.com.ar/notas/133294-e-readers-el-avance-la-lectura-electronica

Comercio electrónico para todos

6 Oct

Por Sebastián Galanternik

El comercio electrónico en la Argentina creció en facturación un 49,5% más en 2011 respecto al año anterior por operaciones que realizaron más de 9 millones de usuarios, según el relevamiento anual de la cámara del ecommerce local (CACE), encargado a la consultora Prince & Cooke.

Las clases ABC1 tiene el 25,7% del total de compradores, y las C2C3D, el 74,3%, lo que reflejan según Prince, una democratización en el comercio electrónico. Con un nuevo mercado que no para de crecer, hoy en día, es más costoso para una empresa no estar vendiendo en Internet que asumir el costo de tener su propia tienda online.

Pero, ¿Cómo comenzamos a vender por Internet?

Para los emprendedores, lo más aconsejable es comenzar con una inversión pequeña para meterse de a poco en las ventas online. Actualmente, muchos arman una página en Facebook y suben imágenes de los productos que venden y viralizan su contenido en la red social. En primera instancia esto es gratuito, cualquiera puede subir fotos de sus productos para captar interesados, aunque siempre es aconsejable la presencia de un administrador o Community Manager experimentado para resolver las inquietudes de los visitantes y futuros clientes. La Argentina es uno de los países con más usuarios en Facebook en relación a los usuarios de Internet y tiene los más altos promedios de permanencia en página en esta red social de todo el mundo, por lo que está repleto de gente navegando de la cual podemos llamar su atención con nuestro emprendimiento.

Sin embargo, muchos encuentran molesto ser etiquetados en fotos de productos, que se les llene su línea de tiempo de publicidad (aceptemóslo, es lo que es) y corremos siempre el riesgo que nuestra página sea reportada. A esto hay que sumarle el factor más importante: Facebook no tiene una plataforma de pagos para que los clientes realicen el pago de su compra en forma online. Esto se debe a que, si bien es muy útil para encarar una nueva idea para introducirnos en el ecommerce, lejos está de ser un verdadero sitio de comercio electrónico.

Otra alternativa para comenzar a vender por Internet es a través de MercadoLibre.Estas páginas permiten a cualquier persona que se registre vender sus productos y se basa en un sistema de reputaciones y preguntas de los clientes al vendedor para hacer las transacciones.

Publicar un artículo en el portal de ventas es muy fácil e intuitivo, dominar todos los aspectos que tiene que tener la página de nuestro artículo para que sea efectivo, no lo es. Cada producto que “subamos” debe contar con sus imágenes originales, una descripción que llame la atención, bien cuidada en lo estético y con una esencia de nuestra marca, y sobresalir entre los productos de la competencia para que el que publicamos sea el elegido por el visitante. Envíos gratuitos, mejor precio, disponibilidad horaria, entre otros factores son cruciales para destacarse. La competencia es muy fuerte, hay quienes son vendedores en el sitio desde que se creó y acaparan un gran porcentaje de aparición en los resultados de búsqueda de MercadoLibre. Nuestro producto tiene que ofrecer algo que la competencia no lo haga y, además, que su publicación sea llamativa para incentivar la visita y la posterior venta. Se mueve, como su nombre lo indica, por las reglas del libre mercado. A su vez, por el servicio, estos sitios compran una comisión sobre la venta que realizamos, lo que no es un aspecto menor. Lo que dificulte la venta sea que por política del sitio no se pueden dar direcciones de mail, del local comercial, número de teléfono o algún contacto para conversar con el cliente. El producto tiene que venderse por lo que se muestra en la publicación y nada más. En cuanto a su plataforma de pagos, en el caso de MercadoLibre, cuenta con Mercadopago. Este mecanismo puede instalarse en cualquier sitio externo y tiene mucho éxito por las oportunidades de financiación que posee.

Sin embargo, si no queremos competir contra otros vendedores en un sitio web podemos animarnos a armar nuestra propia página en Internet con una plataforma de pagos online y su propio Administrador de Contenidos (CMS) para ecommerce. Un CMS sería, a grandes rasgos, el motor de un sitio web. Con él podremos subir los productos, controlar el stock, actualizar los precios, sacar o poner banners promocionales y todo lo que haga al funcionamiento de nuestro sitio. Un usuario experimentado de Internet podrá instalarlo y configurarlo, si es que se trata de uno de los gratuitos. Los más populares son Magento, PrestaShop, Oscommerce, Drupal e-commerce, Zen-Cart, Joomla (con IXO-Cart), WordPress (WP e-commerce), entre otros. Si no tenemos experiencia en la construcción de sitios web, podremos contratar alguna de las empresas que lo hacen. En el país hay desarrollos de CMS locales que nada tienen que envidiarle a los más populares del mundo, pero no son gratuitos: un sitio web para nuestro sitio de comercio electrónico tiene un costo base de instalación y de diseño y, por lo general, estas empresas cobran un abono mensual por mantenimiento y soporte técnico, además del hosting. De todas formas, las ventajas con las que contamos al tener nuestro tienda online propia son muy destacables.

–    No competimos contra nadie. Sólo se publican nuestros productos.
–    Nuestra marca gana confiabilidad al tener su propio sitio de ventas.
–    No nos cobran comisiones por venta realizada ni por publicar: el sitio es nuestro.
–    No hay restricciones, más allá de las aplicables por la Ley, en lo que queramos poner en la web.
–    Podemos poner la dirección de nuestro local, dejar todos nuestros medios de contacto e invitar a los usuarios a conocer el producto antes de comprarlo.
–    Contamos con la posibilidad de hacer publicidad en servicios como Adwords o Adsense de Google para conseguir visitas o en otras páginas de Internet para traer visitas.
–    Si nuestro sitio está bien programado, diseñado, actualizado y tiene un buen tráfico, apareceremos en las primeras páginas de Google.
–    Podemos instalar cuantas plataformas de pago queramos, todas tienen sus propias promociones: Mercadopago, DineroMail, PayPal y también podemos instalar la conexión directa con las tarjetas de crédito que queramos y negociar directamente la financiación, beneficios y promociones, con la empresa o banco emisor del plástico.

Cabe destacar que ninguna de estas opciones, viralizar productos por redes sociales, sitios del tipo de MercadoLibre y tener una propia web, no son excluyentes y pueden articularse entre sí de la mejor manera para dar un mejor servicio. Lo aconsejable, sin contamos con la capacidad para hacerlo, es estar presente en estos tres frentes.

Animarse a vender por Internet es entrar en un mercado en el que cada vez más consumidores ingresan. Ya no es algo para unos pocos. Es para todos.